NO MÁS TUMBAS

NO MÁS TUMBAS
Ya es hora,
¡ya no más!;
paremos a los
señores de la guerra,
impasibles verdugos
sedientos
de matar;
digámosles que
las tumbas y
las cruces
no dejan caminar,
ni dormir tranquilos,
por las pesadillas
de la infamia sin par.

Claro; no son sus
tumbas
ni sus muertos,
ni sus cruces;
son los hijos
del pueblo,
los que muerden
el polvo de la muerte,
siempre;
simples números
negativos.
O falsos positivos.

Ya es hora;
¡ya no más!;
busquémosles un
campo, un espacio
donde puedan
matarse
los que quieran;
los que incendian
pasiones
con muertos ajenos,
mientras brindan
en clubes
con rostro risueño.

Ya es hora;
no más tumbas
ni cruces
de guerrilleros
llevados por la fuerza
o el hambre,
a manchar sus manos
con sangre
de hermanos,
ante la ausencia
de un futuro humano,
para ellos negado;
no más tumbas
de civiles muertos
en fuego cruzado,
“daños colaterales”
los han llamado
cínicos guerreros
de lado y lado.

No más tumbas
de policías
o soldados
muertos,
o mutilados
en la guerra
por un salario
de miseria;
no más viudas
ni huérfanos;
no más tumbas,
ni cruces
de los hijos
del pueblo.

Ya es hora;
¡ya no más!

Jorge Mora Forero
Weston, Fl., 2014

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a NO MÁS TUMBAS

  1. víctor angel sastoque espinosa dijo:

    Morita, el profe Morita, como de cariño le decíamos en aquellos días en los que su palabra, siempre con la voz de la crítica asertiva, nos instaba a pensar, nos empujaba a ver más allá de nuestros propios horizontes para que de esa manera no olvidar que la utopía, las esperanzas y las solidaridades son las bases que construyen nuevos mundos; aquellos al alcance de nuestros sueños… Hoy, desde las distancias físicas que nos separan, sigo encontrando en tus palabras la alegría de la docencia y la elocuencia de la reflexión crítica…

    Es para mí una inmensa alegría poder saberte siempre entre nosotros, querido Morita…

    Quien siempre te recuerda y extraña

    Víctor Angel Sastoque Espinosa

    • Administrator dijo:

      Apreciado Víctor:es la utopía la que nos permite visualizar un mañana que se construye en el presente. Y, aunque parezca que no podemos construir los mundos que están en nuestros sueños, no debemos renunciar a los sueños so pena de convertirnos en parte de un rebaño anónimo. Un maestro-rebaño, debería ir al corral, no a un áula de clase.
      Gracias por escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>