JORGE RAFAEL MORA FORERO
PEDAGOGO, ESCRITOR Y POETA


Estás entrando a un espacio al que te invita un amigo, tal vez conocido, tal vez desconocido. A un espacio al que te invitarán, quizás, algunos o muchos amigos de este amigo. Es mi deseo que te resulte un espacio lúdico de reflexión intrascendente, para clarificar el sinsentido de la vida, pues sólo a partir de él, es posible construir ese no-espacio nebuloso, de sentido. Construído, ojalá, lejos de la razón, pues, desde ésta, el mundo puede parecernos absurdo, porque, al final, vivimos sustentados en un acto de fe.

¡BIENVENIDOS!

-------------------------------------------

Como la tarde (Del Libro "Piel Desnuda")

Esa tarde era como todas las tardes y, sin embargo, distinta, porque la tarde no es solamente lo que se nos presenta afuera con la puesta del sol y con las imágenes borrosas que van apareciendo como fantasmas triunfantes sobre la tumba del astro rey, sino que es también un estado del alma, un desasosiego, inexplicable desde la razón. Es como si el corazón se quedara vacío frente a la más espantosa soledad y como si las vecinas sombras de la noche, lo aprisionaran en un laberinto que ahoga el sentido de la vida. Fue lo que me pasó cuando corrí a tus brazos y te dije:

         Está la tarde gris,
         como mi alma;
         y el mundo está vacío
         como mis versos;
         hoy sólo espero
         que los dos luceros
         de tus lindos ojos
         me digan: !te quiero!

Entonces, tú me miraste, con esos ojos que trascienden lo infinito; la tristeza desapareció de mi corazón y de mi rostro, y la melancólica tarde se convirtió, para mi, en un maravilloso amanecer.


Contáctame                                                                                                                                                                                             Ir al inicio


Todo el material de esta página tiene derechos reservados por el autor